El orgullo salva un punto (2-2)

Dos goles de Vélez evitan la derrota del Puebla CF ante el Alcalá del Río.

Todo parecía perdido cuando el Alcalá del Río hacía el 1-2 a falta de diez minutos para el final del partido en el San Sebastián. Sin embargo, el Puebla tiró de casta y orgullo para, al menos, salvar un punto y evitar que se esfumen todas las opciones de luchar hasta el final por el premio gordo de la categoría. Vélez, con dos tantos, le dio el empate a los de Chelu Bejarano, que volvieron a ser castigados a balón parado por el rival.

El Puebla CF contaba con numerosas bajas para afrontar el encuentro frente al Alcalá del Río. A las conocidas por lesión de hombres como Pirri, Aspi, Helio o David Míguez se unieron los sancionados por cinco amarillas: Juandi, Fau y Martínez. Con todo, y con el cadete Isco en la convocatoria, Chelu Bejarano intentó formar un equipo lo más competitivo posible y alineó a Álex Jurado; Diego, Vélez, Carlos Sanabria; Pablo Sosa, Manu, Segua, Curro; Fran López, Carlos Romero; y Díaz.

El conjunto local tuvo la primera del partido en las botas de Segua, quien no logró conectar en remate un gran pase de Fran López. Sin embargo, el Puebla tuvo que remar a contracorriente por culpa del balón parado, donde todas las fuerzas se igualan. Y es que el equipo visitante marcaba el 0-1 a los diez minutos gracias a un saque de esquina.

Fue a partir del ecuador del primer tiempo cuando el Puebla despertaría e iría de verdad a por el gol del empate. Las tuvo de todos los colores, pero especialmente en las botas de Díaz, que lo rozó hasta en tres ocasiones. Tuvo que ser un central, Vélez, quien empatara el encuentro a falta de algo más de cinco minutos para el descanso. El ‘5’ aprovechó una prolongación de Díaz en jugada a balón parado. Con empate a uno y sensación de victoria para el Puebla se llegaba al descanso.

En la segunda parte, Chelu Bejarano intentó ir a por el partido desde los primeros minutos. Introdujo nada más comenzar a Migue Jiménez en sustitución de Manu, con intenciones más ofensivas. A la hora de partido se produciría el re-debut de Yeray en el San Sebastián, que entró junto a JM Luque para darle frescura a la zona de tres cuartos. Activo el veloz atacante y con ganas por el flanco izquierdo. Luque tuvo un mano a mano que no logró concretar nada más salir.

El San Sebastián vería el debut del cadete de primer año Isco. El chaval, de 15 años recién cumplidos, tuvo sus primeros minutos con el primer equipo, premio a su evolución en la cantera, y mostró ganas y presencia en zona de ataque, pero la papeleta no era sencilla. También ingresó en el campo Pablo Osuna. Minutos más tarde lo haría Oti y, posteriormente, Manu tuvo que volver al campo debido a problemas físicos de Segua.

Cuando todo se jugaba en campo visitante llegó un jarro de agua fría para el Puebla. Otra vez a balón parado. El ‘9’ de los visitantes remató completamente solo en el punto de penalti. 1-2 y a obrar el milagro para seguir con opciones en el grupo de ascenso. Carlos Romero volvía al campo en lugar de Pablo Sosa.

El Puebla lo intentó con todo. El orgullo de un equipo que cree hasta el final. Yeray provocaba una falta peligrosa en la izquierda cuando se cumplía el primer minuto de un descuento que debió ser más largo. Carlos Romero la ponía con veneno y, tras un rechace, apareció Vélez en plan delantero para hacer el empate. Quizás tarde, pero llegó al menos el empate para no perder en casa. Este equipo luchará hasta el final a pesar de todos los inconvenientes que le han rodeado a lo largo de la temporada.