El Puebla CF cae por la mínima en Peñaflor (1-0)

El conjunto cigarrero, tras una soberbia primera mitad, encajó a balón parado y no logró rehacerse para empatar.

Un equipo grande de la categoría, con identidad, fútbol y mucho por decir. Pero, igualmente, con cosas por aprender y mejorar. En una temporada no todo es color de rosas. Las derrotas forman parte de los éxitos y el crecimiento. Así ocurrió en Villaverde y, sin lugar a dudas, así será tras el tropiezo en Peñaflor. Porque el Puebla dio muestras de equipo importante, aunque cayó por un detalle a balón parado, donde todas las fuerzas se igualan. Tuvo en su mano abrir la lata y marcharse al descanso con ventaja, pero no lo aprovechó. Y esto, señores, es el fútbol.

Fernando Cepeda alineó en su primer once titular del año a Álex Jurado; Diego, Martínez, Vélez; Llano, Pablo Sosa, Fau, José Halcón, Fernando; Fran López y Poli. Un once que demostró muchas cosas en los primeros 45 minutos, entre los mejores de la temporada en cuanto a juego se refiere. Pero faltó definición, afinar en últimas decisiones y acierto en el par de ocasiones claras de las que dispuso el conjunto cigarrero.

El Puebla se plantó con todo en Peñaflor. Sin complejos, haciendo lo que sabe hacer y con el objetivo de la victoria en mente. Y así lo peleó. Tras unos primeros minutos de empuje local, los cigarreros se asentaron sobre el verde y comenzaron a disfrutar con el balón en los pies. Magníficas salidas de balón desde atrás, triangulaciones rápidas y movimientos que llegaban, incluso, a desquiciar al equipo local. En este sentido, destacó el criterio de Martínez y la valentía de Vélez, que dejó la mejor jugada del partido antes del descanso. Anticipación, pared y bonita definición ante el meta, pero el balón se estrellaba en el larguero cuando se cantaba el gol en el Municipal. Fernando, en el rechace, cruzó la pelota, pero encontró una buena respuesta del meta. Antes había avisado Poli desde fuera del área. Fueron las tres mejores del Puebla. El Peñaflor tenía el balón parado como mejor arma. Pero no estaba cómodo. Agradeció el descanso como mejor regalo ante lo que se estaba viendo sobre el verde.

La segunda parte iba a ser distinta, puesto que nada más empezar se iba a mover el marcador. No podía ser de otra forma para los locales. A la salida de un córner, Álex Jurado salió trastabillado – pudo ser falta – y no logró hacerse con el esférico, que quedó suelto en el área. Boro aprovechó la oportunidad y marcaba el tanto que, a la postre, sería definitivo. Prostetó la parroquia cigarrera la posible falta sobre el guardameta.

Con el resultado en contra, Fernando Cepeda movía ficha en busca del empate. Entraron Juandi, Carlos Romero, Bernal, Díaz, David Míguez y, en los minutos finales, JM Luque. Fue con todo el Puebla, pero el partido entró en fase muy incómoda. Demasiadas interrupciones que impidieron continuidad en el juego. Debe aprender el Puebla de estos minutos en los que quizás se ofuscó demasiado con un colegiado que, por otra parte, dejó mucho que desear. Carlos Romero tuvo la más clara para los cigarreros, mientras que los locales pudieron ampliar su renta con un tiro al palo.

Levantarse de cada derrota es otra de las lecciones del fútbol. Nadie dijo que el camino fuera a ser fácil. Queda media liga, y pocos pensaban llegar al inicio de la segunda vuelta con tan solo dos derrotas. Aprieten los machos y sigan disfrutando del fútbol, que queda medio camino por recorrer.

CDPeñaflor: Fede, Antonio, Óscar, Pablo, Chica, Oli, Mara, Gala, Boro, Marco y Naca. También jugaron: Titi, Esteban, Víctor, Rubén, Juanma y Rayito.

Puebla CF: Álex Jurado; Diego, Martínez, Vélez; Llano, Pablo Sosa, Fau, José Halcón, Fernando; Fran López y Poli. También jugaron: Juandi, Carlos Romero, Bernal, Díaz, David Míguez y, en los minutos finales, JM Luque.

Gol: 1-0, Boro (52’).

Árbitro: Ruso Álvarez. Amonestó a los locales Chica, Antonio, Rayito, Esteban y Antonio León (entrenador); y a los cigarreros Fau, Carlos Romero, Llano, Poli y Fernando Cepeda (entrenador).