El Puebla CF comienza la fase de ascenso con derrota (0-1)

Los cigarreros cayeron por la mínima ante el Camino Viejo CF.

No empezó bien la fase de ascenso para el Puebla Club de Fútbol. El equipo cigarrero, a pesar de que lo intentó hasta el final, cayó derrotado ante un rocoso Camino Viejo CF, que logró su gol a balón parado y después hizo que no hubiera continuidad en el juego, llevando el encuentro a su terreno para lograr la victoria mínima. Partido igualado, sin ocasiones y con muchas interrupciones en la segunda mitad.

Chelu Bejarano, tras la semana de descanso de la competición y las buenas sensaciones con las que había terminado el Puebla la primera parte del campeonato, salió con el mismo sistema que venía empleando en las últimas semanas. La formación fue Álex Jurado; Pablo Osuna, Vélez, Martínez; Diego, Fau, Segua, Pablo Sosa, Carlos Sanabria; Juandi y Díaz.

Igualdad y respeto fueron los ingredientes del partido. Dos equipos que encaran la fase de ascenso con ilusión de conseguir algo importante. El Camino Viejo tiró alta la presión e incomodaba la salida de balón del Puebla, que tuvo que alternar con la alternativa en largo para no cometer pérdidas en zonas peligrosas. Poco que destacar en cuanto a ocasiones, salvo un par de centros con peligro, en el primer tramo del encuentro.

Una jugada a balón parado iba a ser la clave del choque. Un córner procedente de una pérdida y fallo de comunicación para el despeje de la zaga cigarrera iba a provocar que Polo, con un buen testarazo, marcara el primer y único tanto de la mañana en el San Sebastián. Le tocaba remar a contracorriente al Puebla ante un equipo que no lo iba a poner fácil. Y así fue. Antes del descanso, Chelu Bejarano dio entrada a Migue Jiménez en lugar de Diego, que se marchaba algo tocado.

En el descanso llegaron cambios para intentar hacer daño. Ingresaron Fran López, Curro y JM Luque en busca de dinamizar al equipo en zona de tres cuartos y buscar alternativas. Pero fue un quiero y no puedo. No hubo ritmo del partido y sí constantes interrupciones por parte del equipo rival, que hacía cada una de ellas más larga y desesperaba al Puebla con el paso de los minutos. Varias atenciones y muchos cambios que pausaron en exceso las intenciones de un equipo local que no contabilizó apenas ocasiones claras. Un remate de tijera de Juandi y un centro peligroso al que no llegó Vélez fueron las dos opciones a destacar.

Toca sobreponerse a esta derrota y demostrar de nuevo que este equipo está más que capacitado para superar baches y piedras como la primera en la fase de ascenso.