Victoria y portería a cero, que no es poco (1-0)

El Puebla CF vence por la mínima al CD Aznalcóllar, aunque debe mejorar en sensaciones.

Triunfo, portería a cero y 7 de 9. Hasta ahí, todo correcto, que no es poco. Pero el Puebla Club de Fútbol no debe quedarse con el resultado y el triunfo frente al CD Aznalcóllar, sino que tiene que profundizar en cómo fue el partido y corregir diversos aspectos del juego que le impidieron realizar un buen encuentro. Porque las sensaciones no fueron buenas en ataque, sobre todo. Desde las victorias se trabaja mejor para solucionar estos problemas.

Fernando Cepeda realizó múltiples cambios en el once, dándole minutos a jugadores que todavía no habían tenido protagonismo, por lo que el choque serviría como buena prueba para pedir sitio en este equipo. Formaron Vicente (que hizo un gran partido), Diego, Martínez, Vélez, Carlos Sanabria; Pablo Sosa, José Halcón, Fran López; Carlos Romero, Poli y Bernal.

El inicio del Puebla fue prometedor. El conjunto cigarrero se hizo dominador de la pelota y llegó con claridad al área en los primeros minutos. Un centro de Carlos Romero que no encontró rematador y un buen disparo de José Halcón desde la frontal fueron las primeras opciones de gol para los locales. Sin embargo, el Aznalcóllar demostraría que no vino de farol al San Sebastián y pudo hacer el 0-1, pero Vicente lo impidió con una enorme parada al filo del cuarto de hora.

Con el paso de los minutos, el Puebla se fue atascando y las imprecisiones en tres cuartos aparecían. Las últimas decisiones, un lastre para el equipo cigarrero en el primer acto. El Aznalcóllar se encerró bien y sufrió lo justo para mantener el 0-0 al descanso. Incluso, tuvo otra ocasión para romper la igualada, pero de nuevo apareció Vicente para evitarlo con una buena acción en el mano a mano.

Fernando Cepeda no veía las cosas claras y decidió meter a Juandi y Fau tras el descanso. Y lo cierto es que tuvo efecto, puesto que el empuje de estos dos futbolistas nada más entrar provocó un arreón inicial que acabaría dándole la ventaja a los cigarreros. A los dos minutos de la reanudación, Fran López la servía desde la esquina y Vélez, con el alma y algo de fortuna, marcaba el que a la postre sería el gol del triunfo.

El 1-0 dio paso a buenos minutos de juego. José Halcón fue el más destacado del equipo en esta faceta, cuajando un buen encuentro. Bernal rozó el gol en un par de ocasiones, pero no llegó en ninguna de ellas a concretar remates. Mario Viejo refrescaba el lateral izquierdo en detrimento de Carlos Sanabria, que poco a poco va a más en sus prestaciones a base de trabajo y una ejemplar actitud.

Los buenos minutos fueron un espejismo. El individualismo, por desgracia, acabó ganándole la partida al juego colectivo que debe caracterizar a este equipo, y no aparecieron ocasiones claras de gol salvo destellos de algunos futbolistas de ataque. Luis Veiga sustituyó a Poli en la izquierda, mientras que JM Luque y Millán fueron las últimas balas del entrenador cigarrero en el encuentro. El extremo fue expulsado por roja directa tras realizar una entrada por detrás, aspecto que unido a las malas decisiones en ataque provocaron un sufrimiento innecesario en los últimos minutos. El Puebla aguantó y amarró un triunfo que debe servir para trabajar con mayor optimismo de cara a la corrección de todo lo que no se hizo bien.

Puebla CF: Vicente; Diego, Martínez, Vélez, Carlos Sanabria; Pablo Sosa, José Halcón, Fran López; Carlos Romero, Poli y Bernal. También jugaron: Fau, Juandi, Mario Viejo, Luis Veiga, Millán y JM Luque.

CD Aznalcóllar: Posti, Adrián, Edu, Ale, David, José Antonio, Salvi, Raúl, Mondi, Jesuli y Bermúdez. También jugaron: Berni, Pena, José Marcos, José Carlos y Carloto.

Gol: 1-0, Vélez (47’).

Árbitro: Reina Fagundo. Expulsó por roja directa al local Luis Veiga. Amonestó a los locales Vélez, Fau y Martínez; y a los visitantes Bermúdez, Salvi, Jesuli y Edu.